La importancia de recoger la caca de tus perros

Las heces tienen una carga microbiana altísima que contamina todo a su alrededor, entre o no en contacto con ella.

Redacción/Xalapa. Aunque en algunos países se multa a quienes no recogen los excrementos de sus mascotas en sitios públicos, no sucede en todo el mundo.

Además de las posibles consecuencias monetarias, existen motivos de salud e higiene por los cuales no deberían dejarse tirados en el suelo los desechos de nuestras mascotas en las calles.

La materia fecal es un foco de enfermedades tanto para otros perros como para nosotros los humanos. Además de atraer insectos y roedores, las heces tienen una carga microbiana altísima que contamina todo a su alrededor, entre o no en contacto con ella.

Debido a su dieta omnívora (materia seca de origen vegetal y animal), la caca de un perro se demora mucho más en descomponer que la de un animal herbívoro como una vaca, que solo digiere material vegetal.

A eso, debemos sumarle la composición de los concentrados con los que se alimenta generalmente a nuestras mascotas, éstos contienen aditivos y conservantes con propiedades antibióticas y así retrasan la proliferación de microorganismos en su comida.

Existen maneras en que los excrementos de los perros pueden utilizarse como abono, pero esto requiere de tratamientos especiales a altas temperaturas y/o en biodigestores para poder añadirse al compostaje, pero eso es tema para otro día.

Toda esta demora en su descomposición deja unos bollos que se van secando, blanqueando y endureciendo con el tiempo y en este estado, empieza a pulverizarse y liberar partículas que viajan por el aire y llegan a nuestros pulmones, nuestros ojos y nuestra comida.

Alergias, problemas respiratorios y enfermedades gastrointestinales son algunos de los posibles efectos en nuestra salud, siendo por supuesto más vulnerables los niños, los ancianos y las poblaciones inmunodeprimidas.

El excremento también puede contener parásitos o sus huevos y llegar a cualquier persona por contacto accidental con una plasta que nadie quiso recoger, provocando enfermedades muy peligrosas como la hidatidosis quística.

Información: Hilo de Twitter de Felipe León.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar