Mardonio Carballo, listo para la Dirección General de Culturas Populares

Juan Carlos Castellanos C. México, 17 de julio/Notimex. El poeta, actor y periodista mexicano Mardonio Carballo aseguró que será un honor y un orgullo, a la vez que una magnífica oportunidad estar al frente en la próxima administración federal de la Dirección General de Culturas Populares, para atender e impulsar la pluriculturalidad nacional.

Carballo (24 de enero de 1974, Chicontepec, Veracruz) fue invitado en días pasados por Alejandra Frausto Guerrero, propuesta como secretaria de Cultura de la nueva administración que encabezará el aspirante ganador de la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador, a encargarse de la referida dirección.

Junto a él fueron propuestos la cineasta María Novaro como directora del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) y la escritora Laura Esquivel como subsecretaria de Diversidad Cultural.

En Contacto (out of page)

En sus redes sociales Mardonio ha escrito: “Muchas gracias por sus palabras. Estoy muy contento. Sé de molestias y esperanzas. Sé de alegrías y desprecios por aceptar la encomienda de estar al frente de la Dirección General de Culturas Populares (DGCP). Quiero que sepan que trabajaré hasta el hartazgo, doble o triple”.

Y así lo confirmó a Notimex en entrevista telefónica, al asegurar que tiene un equipo de colaboradores labrado en la ética y el respeto. Ellas y ellos serán sus acompañantes en esta nueva aventura laboral y personal. “Nuestra apuesta será trabajar en contra del racismo de este país. El arte, la cultura y el conocimiento y reconocimiento del otro serán los caminos.

“Soy ante todo un creador y no dejaré de serlo, ni en lo personal ni en lo colectivo. Todo lo aprendido desde todas las trincheras artísticas que hemos abrazado se pondrán ahora al servicio”. Pero advirtió: “Lejos estoy de la alegría displicente, más bien estoy en la ocupación de entender lo que hay y trabajar por lo imposible”.

Carballo realiza sus actividades como poeta, actor y periodista en los idiomas náhuatl y español, y es colaborador semanal en el noticiario Aristegui en Vivo con la sección Las plumas de la serpiente y conductor del programa de televisión La raíz doble, de Canal 22. Al mismo tiempo conduce ConversAfondo, su propio programa web.

Él mismo se describe: “Ante todo soy un trabajador de la palabra. Amo decir cómo quedarme callado. El silencio se intercala. Soy un hombre que tuvo la fortuna de desarrollar dos partes de su cerebro. Desde pequeño hablo castellano y náhuatl. Soy autodidacta, soy escritor porque no queda de otra. Es casi como respirar».

«Estoy haciendo nuevos planes, entre los que destacan, dar a conocer a un puñado de poetas en lenguas indígenas mexicanas, grabo un programa de televisión, hago colaboraciones radiofónicas, y cuando las editoriales lo permiten, les infrinjo un gol en forma de libro. De ahí soy”.

Como periodista ha obtenido distintos galardones, entre los que se encuentra el Premio Nacional de Periodismo otorgado por el Club de Periodistas de México (2009 y 2015), además de distintas menciones honoríficas en certámenes de radio y televisión, entre las que destacan el Premio Rostros de la Discriminación (2009 y 2011).

Dentro de la vida política de México, en complicidad con varios artistas, abogados y asociaciones civiles, colaboró en la modificación en 2016 al artículo 230 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, que inhibía el uso de las lenguas indígenas en los medios de comunicación masivos.

En septiembre de ese mismo año rindió protesta como diputado constituyente, quedando al frente de la Comisión de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, encargada de la elaboración del articulado en temas indígenas dentro de la primera Constitución Política de dicha entidad.

A ese cargo renunció tras sufrir tratos discriminatorios dentro de la Asamblea Constituyente. No obstante, en un acto sin precedentes, Carballo logró una disculpa pública hacia su persona y consiguió la aprobación por unanimidad política del articulado realizado mientras estuvo al frente de dicha comisión. Pese a que él no estampó su firma en la Carta Magna, ese articulado aparece en la primera Constitución Política de la Ciudad de México.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba