Medardo Rosso adorado por artistas, ignorado por el público

México, 17 de marzo/Notimex. Considerado en el medio artístico como el pionero de la escultura moderna, el italiano Medardo Rosso (1858-1928) es, por otro lado, casi un desconocido del gran público.

El Museo de Bellas Artes de Gante, en Bélgica, pretende corregir esa injusticia histórica y ayudar el público a entender Rosso con una exposición que inaugura este sábado, titulada sencillamente con el nombre del escultor.

Nacido en Turín, en 1858, Rosso era considerado por sus contemporáneos, como Rodín o Giacometti, como un revolucionario al haber traducido en esculturas los principios del impresionismo.

En Contacto (out of page)

“Es un artista muy valorado por los artistas. Es un hombre que estuvo al frente de su tiempo. Un artista del siglo 19 con ideas contemporáneas”, afirmó a Notimex la curadora de la muestra, la española Gloria Moure.

“Al principio del siglo 20, los futuristas citan a Rosso como inspiración cuando escriben su manifiesto de la escultura futurista porque consideran que Rosso ha cambiado el modo de ver la escultura”, añade la experta.

Obsesionado con explorar las diferentes percepciones que se puede tener de una misma forma, Rosso trabajaba una escultura a repetición, variando el material empleado para obtener diferentes efectos de luz.

En la cera, materia barata, poco estable y nada noble, Rosso encontró el material ideal para hacer sus esculturas exhalar la luz proyectada sobre su superficie.

“Las esculturas en cera eran algo que se veía en los talleres, en piezas de boceto, que los escultores no exhibían. Pero Rosso la usaba como materia prima principal. Vemos que él no tenía la misma percepción de la escultura que otros artistas. No seguía ninguna regla, ningún estilo. Y eso era muy moderno en su época”, nota Moure.

En 1889 el artista dejó en Italia esposa e hijo y se trasladó a vivir a París, donde estableció una cercana amistad con Rodín y estrenó su primera grande muestra, en la Exposición Universal de París, ese mismo año.

Sin embargo, ello no fue suficiente para mejorar su baja popularidad fuera del medio artístico, algo que Moure atribuye en parte a las escasas o muy pequeñas muestras dedicadas a su obra.

Esculpidas yeso o en finas hojas de bronce, además de la cera, sus obras son consideradas muy frágiles para transportarse, complicando los préstamos entre museos o colecciones privadas.

“Prácticamente todos los museos tienen al menos una obra de Rosso. Se hacen exposiciones de su obra. Pero a cada vez son con una decenas de piezas aisladas. Eso no permite entender sus particularidades”, nota la experta.

Para el MSK, Moure ha logrado reunir 55 piezas originales, prestadas en su mayoría por el Museo Medardo Rosso de Brazio (Italia), fundado por el hijo del escultor en 1930.

Intensas negociaciones le aportaron también piezas de otros museos europeos, además de colecciones privadas, generando la más completa muestra do Rosso ya presentada en Europa y la primera en Bélgica desde 1909.

En “Medardo Rosso” el visitante puede apreciar lado a lado tres ejemplares de “Madame Noblet”, cada uno en un material distinto, acercándose del propósito de las experimentaciones del artista.

“No son réplicas, sino una misma forma trabajada desde el mismo punto de vista, pero sobre una nueva impresión”, incide la curadora, quien desde hace 22 años se interesa por el maestro italiano.

La exposición también deja evidente la predilección del escultor por los niños como tema de trabajo, motivado por su “fragilidad y sus expresiones sin condicionamientos externos”.

A través de Edgard Degas, Rosso conoce la fotografía y encuentra en ese soporte una nueva manera de cambiar el contexto de sus esculturas y permitir que sean percibidas a través de un nuevo prisma.

“Fotografiaba una escultura varias veces, con diferentes fondos, para ver cómo el contexto influencia en la percepción de la obra”, señala Moure.

Algunas de esas fotografías también pueden ser vistas en la muestra del MSK, que presenta, además, dibujos de Rosso nunca antes expuestos al público. 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba