Migración japonesa es demandada por abuso de fuerza

[adrotate group="2"]

Tokio. Notimex. Un hombre peruano descendiente de japoneses presentó una demanda por 18 mil dólares contra el Estado japonés, por los malos tratos que recibió durante su detención en una estación migratoria en diciembre de 2017.

Los hechos ocurrieron en un centro para inmigrantes en la sureña ciudad de Osaka, en una de cuyas celdas fue encerrado luego de expresar descontento por los alimentos que le habían servido y se comportó de manera violenta.

Tras ese incidente fue confinado en una celda de aislamiento, y cuando uno de los oficiales la reabrió en la noche, el peruano trató de salir, pero fue sometido por otros agentes, esposado con los brazos detrás de la espalda y encerrado por 14 horas.

Al día siguiente se quejó de calambres y dolor en su brazo izquierdo, y al ser examinado por un médico, este diagnosticó que lo tenía fracturado, describe un reporte de la agencia Kyodo.

La fractura sanó luego de un mes, pero fue ocasionada por el uso excesivo de la fuerza que aplicaron los oficiales migratorios, señala la demanda presentada en la Corte de Distrito de Osaka.

Hasta ahora la oficina en Osaka de las autoridades migratorias han señalado que fueron necesarios medios de contención pues el hombre se había tornado violento.

Se dañó a sí mismo al arrojarse contra una pared varias veces tratando de salir, y se ignora cómo fue que ocurrió la fractura, precisaron.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar