Ocurre homicidio de dos Alcaldes filipinos en menos de 24 horas

Manila, 03 de julio/Notimex. Hombres armados mataron hoy a tiros al alcalde de Nueva Ecija, un pueblo al norte de esta capital, el segundo asesinato en este tipo en menos de 24 horas, informó la Policía Nacional de Filipinas (PNP).

El alcalde de Nueva Ecija, Ferdinand Bote, fue atacado a tiros esta tarde alrededor de las 17:30 horas locales, por hombres armados desconocidos a bordo de bicicletas, en momentos en que se disponía a dejar su oficina en Cabanatuan, capital de Nueva Ecija.

La muerte de Bote se produjo un día después de que un francotirador mató a Antonio Halili, alcalde de la localidad de Tanauan, durante la ceremonia de izamiento de la bandera en el ayuntamiento.

El director regional de policía de Luzón Central, superintendente en jefe Amador Corpus, explicó que el alcalde y su chofer habían salido apenas de la oficina del gobierno, cuando varios hombres se acercaron a su vehículo y le dispararon repetidamente con armas cortas.

El responsable de la Policía dijo que tras el ataque, Bote fue trasladado al hospital MV Gallego, pero fue declarado muerto a su llegada, según un reporte de la cadena filipina ABS-CBN .

Corpus agregó que la Policía de la ciudad de Cabanatuan está llevando a cabo las investigaciones pertinentes para dar con los atacantes pistoleros, aunque admitió que aún no han sido identificados.

“El PNP utilizará todos los métodos dentro de la ley para proporcionar justicia por la muerte del alcalde Bote”, dijo por su parte el portavoz de la PNP, Benigno Durana.

El portavoz de la Presidencia filipina, Harry Roque, dijo que el gobierno condenó el ataque, expresó sus condolencias a los familiares del alcalde y señaló que confía en que la Policía “lleve a cabo una investigación justa y exhaustiva, y lleve a los perpetradores ante la justicia”.

“Aseguramos a todos que cumpliremos con la obligación estatal por cada asesinato. No escatimaremos esfuerzos para llegar al fondo de este último crimen violento”, apuntó Roque en un comunicado, difundido por el Palacio Malacañang, sede del gobierno filipino.

La muerte de Bote se da a menos de 24 horas de que el alcalde de la localidad de Tanauan, Antonio Halili, fuera alcanzado por una bala en el pecho mientras asistía a una ceremonia semanal de izamiento de bandera en la explanada municipal. 

Halili, de 72 años de edad, había ganado muchos enemigos, después de que en 2016 exhibió a sospechosos de drogas en las calles de Tanauan, al sur de Manila, por lo que se presume que su muerte estaría relacionada por su respaldo a la lucha contra las drogas del presidente Rodrigo Duterte. 

Sin embargo, el mandatario acusó al alcalde de haber tenido algún tipo de participación con el narco y que su campaña Caminar de vergüenza, para llevar a los sospechosos por Tanauanan, fue una estrategia para convencer a la Policía de que no estaba involucrado en el tráfico ilegal de drogas. 

La Policía filipina ha matado a más de cuatro mil 200 personas en el marco de la campaña antidrogas, iniciada en julio de 2016, aunque muchos de ellos sin haberse comprobado su relación en las actividades de tráfico de drogas.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar