Ofrecen exposición sobre variante de danzas de conquista en Jalisco

Guadalajara, 29 de octubre/Notimex. El coordinador de la Casa ITESO Clavigero, Gutierre Aceves, dijo que, como parte del programa del decimosexto Festival Cultural Universitario, se ofrece la exposición La jugada: Santo Santiago y los tastuanes, que da testimonio de una variante de las danzas de conquista que se celebran en diversas festividades religiosas en México.

Indicó que en el occidente del país se lleva a cabo una expresión dancística “denominada la jugada o la danza de los tastuanes que tiene un lugar prominente en las conmemoraciones religiosas alrededor de Santo Santiago”.

El también curador de la exposición expuso que se trata de una representación local que tiene como referencia la llegada de los españoles en el siglo XVI, bajo el mando de Nuño Beltrán de Guzmán, al territorio de lo que hoy son los estados de Jalisco y Zacatecas.

Manifestó que luego de fundar la Guadalajara itinerante, “primero en Compostela, después en Nochistlán y Tonalá y finalmente en Tlacotán (1535), la población fue invadida por los indios cazcanes o tastuanes encabezados por Tenamaxtli, en aquel momento, a punto de ser derrotados, los españoles invocaron a Santo Santiago, quien les ayudó a ganar la batalla”.

“Sin embargo, también se considera que la danza de los tastuanes y Santo Santiago representa la resistencia indígena frente al dominio español, ya que generalmente ha tenido lugar en las poblaciones de tradición indígena para conmemorar la festividad de Santiago apóstol (25 de julio) y para celebrar la cosecha (a mediados de septiembre)”.

Detalló que en Guadalajara los tastuanes danzaban al son de la chirimía en los barrios indígenas de Mezquitán, Analco y Mexicaltzingo, “hoy integrados a la ciudad de Guadalajara, y todavía se hacen jugadas en las poblaciones de Tonalá, Santa Cruz, Ixcatán, Tepetitlán, Ocotán, Nextipac y Jocotán”.

Detalló que la exposición está integrada por alrededor de 130 objetos y representaciones que dan cuenta de la danza desde el siglo XVIII, hasta los elementos contemporáneos que constituyen parte de esta tradición.

“Se presentan piezas de cerámica bruñida, cerámica engretada, elementos de indumentaria, marionetas y máscaras, además, hay música, videos y fotografías, así como con algunos objetos que representan las jugadas y a los personajes de la danza”, dijo.

Resaltó que con esta muestra el Centro de Promoción Cultural de la universidad se une también a los festejos del Centenario del Museo Regional de Guadalajara que “facilitó una pieza fundamental, muy importante, no sólo para la historia de la cerámica regional sino para la cerámica mexicana”.

Destacó que el planteamiento de la exposición es “ver una tradición viva, en la exposición hay dos piezas fundamentales, la que nos facilitó el Museo Regional de Guadalajara y otra del siglo XVIII, cada una de ellas representan las técnicas tradicionales de Tonalá: el bruñido y la cerámica engretada”.

Manifestó que la cerámica bruñida es la única en México que “tiene una historia de continuidad desde lo prehispánico hasta el día de hoy”.

Explicó que las piezas montadas provienen, además del Museo Regional de Guadalajara, del Museo Nacional de la Cerámica Jorge Wilmot, de colecciones particulares y de los dueños de las máscaras.

Puntualizó que en la exposición también hay obra cerámica de Ángel Santos y fotografías de José Martínez Verea, Rubén Páez y Luis Ponciano.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar