Orientación vocacional de padres a hijos, crucial para el futuro laboral

México, 09 de junio/Notimex. Idiomas y dominio tecnológico, además de destrezas sociales, serán fundamentales para que las próximas generaciones sean más competitivas en el mundo laboral, en el que la robotización requerirá de personal capacitado para operar nuevos sistemas, afirmó Javier Vargas, vicepresidente regional para América Latina de Right Management.

Para ello, los padres juegan un papel crucial, pues al estar al tanto de los intereses y destrezas innatas de sus hijos, pueden ayudar en orientar sobre su elección de carrera y vida laboral en el futuro.

De acuerdo con el directivo de la empresa de gestión de talento, 60 por ciento de los trabajos que desempeñará la generación Z, también conocida como centennials, aún no existen.

“Porque el mundo está cambiando por completo. Uno de sus mayores retos será la automatización laboral, deben estar preparados para ello”, destacó Vargas.

Para hacer la diferencia cuando sea el momento de ingresar al mercado laboral, dijo, los niños deben desarrollar capacidades analíticas y aprender un segundo idioma, para lo cual pueden contar con la ayuda de sus padres.

Por ejemplo, si un niño quiere ser astronauta es importante que sigan incentivándolo, que lea sobre ciencia e ingeniería, que visite museos y conozca cómo es este estilo de vida y cuáles son las carreras con una importante proyección.

Sin embargo, señaló Vargas, se debe evitar influir sobre los hijos en el sentido de sugerir actividades realizadas por los padres o la familia, únicamente por concebir que eso garantice ciertos resultados profesionales.

“A nosotros nos tocó que nuestros padres fueran ingenieros, médicos o abogados y querían que nos dedicáramos a lo mismo. Pero estas no son las únicas carreras que habrá en el futuro, donde se prevé mayor impulso a profesiones donde la programación desempeñe una competencia clave”, concluyó.

En ese sentido el especialista destacó la importancia de que los niños reconozcan sus talentos y aptitudes desde temprana edad.

Cuando tienen claro qué quieren ser de grandes, los hijos reconocen con mayor facilidad qué carrera pueden elegir y qué acciones requieren en lo profesional, como reconocer el valor del emprendimiento. Eso ayuda a tener un mejor desempeño en lo laboral, añadió.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar