Otra ciudad de California se suma al rechazo de la Ley Santuario

Los Ángeles, 28 de marzo/Notimex. Autoridades de la ciudad de Huntington Beach, en el sur de California, se sumaron a otras localidades que se oponen a la nueva Ley Santuario del estado y que han manifestado su disposición a colaborar con las autoridades federales en materia migratoria.

Esta ciudad, perteneciente al condado de Orange, ha expresado en los últimos días su rechazo a la ley SB 54, que entró en vigor en enero pasado y que prohíbe cualquier colaboración con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas  (ICE).

Este miércoles, dos concejales de la ciudad de Huntington Beach dijeron que quieren seguir el ejemplo de Los Alamitos y otras ciudades en un esfuerzo por «buscar alivio» de los mandatos estatales que amplían las protecciones para los inmigrantes indocumentados.

El alcalde Mike Posey señaló en un comunicado que él y el concejal Erik Peterson quieren que se discutan los llamados proyectos de ley del «estado santuario» de Sacramento, como el Proyecto de Ley Senatorial 54, el Proyecto de Ley 450 y el AB 103.

Posey, quien presenció la aprobación de la ley SB 54 en Sacramento el año pasado, calificó tales políticas como una abierta violación de las leyes federales de inmigración.

En un comunicado de prensa, el alcalde consideró que dichas políticas «representan una amenaza para la seguridad pública».

El líder del Senado estatal Kevin de León, quien participó en la redacción de la SB 54, lanzó una advertencia contra las ciudades que van en contra de las leyes santuario del estado, a las que acusó de impulsar una agenda racista y antiinmigrante desprovista de hechos.

La discusión en Huntington Beach se produce mientras el debate contra las leyes santuario aumentan en todo el condado de Orange, que en el pasado fue considerado un bastión del Partido Republicano y de proposiciones antiinmigrantes como la 187 en la década del 90.

La víspera, la ciudad de Los Alamitos aprobó una medida que la exime de respaldar la nueva Ley de Santuario en California, y con ello resolvió que apoyará las acciones de autoridades federales en materia migratoria.

El martes, la Junta de Supervisores del condado de Orange votó para unirse a una demanda federal contra las políticas santuario.

La administración de Donald Trump ha argumentado que las políticas del estado santuario de California obstruyen abiertamente a las autoridades migratorias federales y violan la cláusula de supremacía de la Constitución que da prioridad a la ley federal sobre la de un estado. El caso está pendiente en la corte.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba