Presidente de la Unión Europea busca reducir tensión en visita a Trump

Bruselas, 23 de julio/Notimex. La Unión Europea lanza esta semana una nueva ofensiva diplomática para evitar la escalada en la guerra comercial con Estados Unidos, desatada por los aranceles impuestos por el presidente Donald Trump a las importaciones de acero y aluminio.

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea (CE), brazo Ejecutivo de la UE, viajará a Washington el martes, acompañado de la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, para reunirse con Trump el día siguiente.

El objetivo es evitar un nuevo arancel de 20 por ciento sobre los automóviles europeos, que impactaría fuertemente a la industria alemana, misma que en 2017 exportó a EU unos 20.5 mil millones de dólares en vehículos de paseo contra seis mil millones en importaciones del mismo tipo.

Más que quejas y exigencias, Juncker argumentará a favor de los beneficios de mantener un comercio libre entre ambas potencias.

Tras la confirmación de los aranceles sobre el acero y el aluminio europeos, Bruselas impuso tarifas de equilibrio sobre una serie de productos íconos de la economía estadunidense.

Malmström ya advirtió que otras medidas del tipo podrían seguirse caso Washington se ataque ahora a la industria automovilística de la UE.

“Estamos preparando junto con nuestros estados miembros una lista de medidas de reequilibrio al respecto también. Y esto se lo hemos dejado claro a nuestros socios estadounidenses”, dijo la pasada semana.

Del otro lado del Atlántico, el gobierno espera que la primera visita de Juncker a la Casa Blanca se salde también con algún tipo de concesión u oferta que responda a la preocupación de Trump con el desequilíbrio de la balanza comercial con la UE.

El presidente se queja de que los aranceles impuestos por Bruselas a los coches estadunidenses son mucho más elevados que el impuesto por EU a los coches europeos.

Por otra parte, la UE señala que EU tiene tarifas mucho más elevadas que las suyas para camiones y furgonetas, lo que equilibraría la situación en el sector automovilístico.

La reunión entre Juncker y Trump se dará en un clima particularmente tenso después que la UE impusiera, la pasada semana, una multa récord de cinco mil millones de dólares al gigante de Internet Google en un caso de abuso de posición dominante.

En su cuenta de la red social Twitter, el jefe de la Casa Blanca criticó la medida y afirmo que es la prueba de que Bruselas “se aprovecha” de EU.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba