Priscilla Presley honra legado de Elvis en el Auditorio Nacional

México/Notimex. Con la Orquesta Filarmónica Mexiquense y el Coro Polifónico, Priscilla Presley honró este día el legado de Elvis Presley con un concierto en el Auditorio Nacional.

“Elvis live in concert” fue el nombre del espectáculo que celebró en una única función en el Coloso de Reforma, la música y la vida de “El Rey” a través de su catálogo de éxitos.

Bajo la dirección de Gabriela Díaz, la Filarmónica dio apertura al show con “If I can dream” para que enseguida apareciera Priscilla, quien confesó que con esta velada se cumplían dos deseos del que fue su esposo durante cinco años.

El primero, “presentarse en otros países” y el segundo, que una “orquesta filarmónica acompañara sus canciones. A él le gustaba combinar el rock and roll con orquesta y meses antes de morir planeaba una gira, pero no lo logró. De alguna manera hoy se cumple su sueño. Por favor disfruten de este show”, expresó.

Gracias a los avances tecnológicos, Elvis pudo ser visto en video y con su registro vocal remasterizado, acompañarse de orquesta y coro.

“Burning Love”, “Welcome to my world”, “Steamroller blues”, “Fever”, “You gave me a mountain”, “You don’t have to say you Love me”, “I just can’t help believin’”, “Just pretend” y “You’ve lost that loving feeling”, fueron parte de este viaje musical en el que participaron más de 80 músicos.

“¿Les está gustando?”, cuestionó la actriz y empresaria estadunidense. “Y va a ponerse aún mejor, sólo escuchen”, agregó.

“Don’t”, “It’s now or never” y “I can’t help falling in Love”, canción “con la que le gustaba cerrar los conciertos”, continuaron en el repertorio.

Con imágenes de su niñez proyectadas en cuatro pantallas, el público disfrutó de “In the Ghetto”, así como “How great thou art” y “Bridge over troubled water”.

El intermedio fue aprovechado por la propia Priscilla para saludar de mano a los asistentes, quienes además de solicitarle “selfies”, le agradecieron por traer a México este espectáculo aclamado por la crítica en Estados Unidos, Europa y Australia.

“Que hermosa audiencia”, dijo antes de subir al escenario y compartir imágenes de videos caseros de ella, Elvis y la pequeña Lisa Marie, la única hija del icono musical.

Para el segundo acto las caderas se soltaron al ritmo de “Guitar man”, “That’s alright mama”, “Hound dog”, Don’t be cruel”, “Hearthbreak hotel”, “Are you lonesome tonight, “All shook up” y “Blue suede shoes”.

Las pantallas seguían proyectando algunas de las presentaciones más recordadas de “El rey del rock and roll”, en tanto que la maestra Díaz Alatriste llevaba la batuta de “Memories”, “Love letters” y “The wonder of you”.

La experiencia se completó con “Suspicious minds”, “What now, my Love?”, “A Big Hunk O’ Love” y “American trilogy”.

La viuda de Elvis Presley reapareció para agradecer a la Filarmónica Mexiquense y el Coro por tan “increíble y hermoso trabajo. Gracias con todo mi corazón”, dijo antes de que el cantante ocupara una vez más las pantallas para interpretar “If I can dream”.

El Auditorio Nacional retumbó con los gritos y aplausos que hicieron que Priscilla resurgiera de tras bambalinas y regalara una canción más. “Suspicious mind” fue la elegida.

Botón volver arriba
Cerrar