¿Qué tan preparado estás para enfrentar la muerte?

Yhadira Paredes. Xalapa. México es uno de los países que celebra a la muerte, que cada año la convierte en el pretexto perfecto para recordar a quienes un día formaron parte de nuestra vida, ofrecerles lo que más les gustaba y convivir con lo que a muchos más miedo nos da, el fin de la vida.

El psicólogo clínico, especialista en tanatología y maestría en Educación Sexual , Rogelio Hernández Hernández sostiene que el ser  humano no está preparado para enfrentar la muerte, a pesar de ser lo único seguro que tenemos en nuestra vida.

“Fíjate que, aunque nosotros celebramos todas estas hermosas tradiciones, los esperamos y hacemos calaveras, no estamos tan preparados para recibir la muerte, no acostumbramos mucho a hablar sobre ella, estamos en nuestras casas pero nos negamos a decirle a los niños”.

Incluso, ejemplificó que cuando una mascota muere en el seno familiar, por lo regular se les miente a los pequeños diciendo que se fue lejos o que tuvo que cambiar de casa, más allá de enseñarles que es ciclo, que es una situación natural.

Comenta que la muerte debe ser un tema que se trate con naturalidad, pues ocultarlos, es igual a evadir una realidad, además de que se debe hablar con los más pequeños de la casa, pues esta siempre ante nosotros.

“Debemos entender que la muerte es transcender, para que tengamos una muerte tranquila, feliz y aceptada por todos”.

Pero, ¿por qué nos burlamos de la muerte, por qué jugamos con ella?, el especialista dice que parte de un tradición que se lleva a cabo en diferentes puntos de la entidad veracruzana, para que no nos encuentre.

Asimismo, dijo que son varias etapas para enfrentar la muerte, dependiendo de cada ser humano: la negación, la ira o enojo, negociación, depresión, aceptación.

”La negación es cuando alguien se muere y no lo podemos creer; la ira o el enojo es cuando nos enojamos con todos y nos cuestionamos que se pudo o no hacer; la negociación principalmente es con Dios, el que cualquiera profese, la depresión es la estaba más triste por la perdida y la aceptación donde asumimos la muerte como un proceso natural”.

Hernández Hernández reconoce que es más fácil para una familia de una persona con una enfermedad como cáncer muere, aceptar el proceso que cuando es de un momento a otro.

“En general sí, lo que pasa es que cuando alguien está enfermo empezamos a pensarlos, puede que no lo digamos, pero si lo sabemos, estamos un poco preparados para este final”.

El psicólogo clínico se pronuncia porque después de la muerte de una persona, los familiares, sobre todo aquellos más cercanos reciban ayudan de especialistas, como los tanatólogos para poder enfrentar estos procesos y encontrar el lado positivo de la muerte.

Finalmente, Rogelio Hernández consideró que en el caso de las personas que han sido desahuciada también es necesario acudir a un especialista para poder hacer frente a este tema.

“Dependiendo de cómo se haya hablado de la muerte en nuestra familia y en el entorno, pero cada persona cuando sabe que el tiempo se está acabando ve esa posibilidad de que te vas a morir, recuerdas lo bonito que viviste, será más fácil”.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar