Recuerdan a Selena con homenajes y concursos de talento

México, 30 de marzo/Notimex. A 23 años de su muerte, la cantante estadunidense de raíces mexicanas Selena Quintanilla se mantiene vigente en el corazón del público, y en Estados Unidos preparan algunos eventos y concursos para rendirle tributo.

Dallas le rendirá homenaje esta noche, en el Centro Cultural de Oak Cliff, donde se exhibirá la película Selena, mientras que en Top Ten Records, se llevará a cabo un show de arte de al menos 15 piezas de artistas locales y presentación de un mural en honor a la reina de la música tejana.

Para el sábado, Country Burger celebrará a Selena con la fiesta y tributo anual en Oak Cliff, donde se realizan concurso de imitaciones. También el 31 de marzo, la discoteca Dada Club llevará a cabo un concurso de talento con música del DJ Faded Príncipe Q y Svani Quintanilla, sobrino de Selena.

Con ventas superiores a los 60 millones de discos a nivel mundial, Selena será recordada en su ciudad natal Corpus Christi con la Fiesta de la Flor (13 y 14 de abril), evento que desde hace cuatro años se realiza en honor a la artista.

Para su cuarta edición, la fiesta contará con el evento Una persona nos une en el que participan Suzette Quintanilla; la estrella del blog y maquillaje, Desi Perkins, y la cantante y actriz Becky G.

Conocida como La Reina del Tex-Mex, Selena Quintanilla Pérez, ganadora de dos Discos de Oro, uno de Platino y un Grammy, nació en Lake Jackson, Texas, el 16 de abril de 1971, en el seno de una familia humilde. Fue asesinada el 31 de marzo de 1995 en Corpus Christi, Texas.

Su carrera musical la inició a los ocho años con el grupo Los Dinos, formado por su padre, con quien se trasladó a Corpus Christi, donde lograron romper barreras, y ella se convirtió en la reina de la música texana, que combina polka, rock, rhythm and blues, pop e influencias latinas.

Su primer álbum Alpha, cantado totalmente en español, arrasó con los Texano Music Awards en 1987, donde Selena ganó el premio a la Cantante Revelación del Año.

Al trascender el género, Selena pasó a ser una estrella latina que sumó diversos éxitos en las carteleras de popularidad, con el apoyo de miles de fanáticos que la iban a ver a sus conciertos.

Bidi bidi boom boom, La llamada, Amor prohibido, Como la flor, No me queda más, El chico del apartamento 512, Fotos y recuerdos, I could fall in love, Dreaming of you y Techno cumbia son algunos de sus éxitos.

A los 23 años, la cantante ya había ganado dos Disco de Oro, uno de Platino y un Grammy, el honor más grande en la industria musical. Asimismo, cinco de sus canciones aparecieron en las listas Billboard.

Para 1994, la artista, a quien le fascinaba el mundo de la moda, abrió la boutique Selena etc., en Corpus Christi, y a principios de 1995 se preparaba para conquistar al público de habla inglesa con su disco Dreaming of you.

Cuando se encontraba en la cima del éxito, La Reina del Tex-Mex se presentó en febrero de 1995 en el Astrodome de Houston, ante 50 mil personas, que corearon y bailaron todos sus temas en el que sería su último concierto.

Luego de su matrimonio con el también intérprete Chris Pérez, miembro de su agrupación musical, a los 23 años, Selena había hecho realidad sus sueños y alcanzado un nivel de éxito que jamás se habían imaginado.

La vida de la intérprete llegó su fin el 31 de marzo de 1995, cuando la presidenta de su club de admiradores, Yolanda Saldívar, la asesinó en un motel de Corpus Christi, Texas.

De acuerdo con el dictamen médico-judicial, ese día, la cantante decidió cortar toda relación laboral con Saldívar, debido a desacuerdos que existían entre ambas, y cuando Selena salía de la habitación recibió un disparo por la espalda, y falleció más tarde en un hospital.

Tres días después se realizaron multitudinarios funerales en su honor que atrajeron a público de diversas ciudades. Se contó con una asistencia de más 50 mil personas. George W. Bush, en ese entonces gobernador de Texas, nombró el 16 de abril El Día de Selena en Texas.

Después de su fallecimiento, la leyenda creció y la cantante se convirtió en una de las más grandes vendedoras de discos con tres millones de copias de su último álbum, tan sólo en Estados Unidos; además, le han rendido un sinnúmero de homenajes póstumos.

Entre estos tributos está el álbum póstumo Dreaming of you, con el que la artista buscaba conquistar el mercado internacional; y una película sobre su vida, realizada en 1997 y protagonizada por Jennifer Lopez.

Desde entonces, se han publicado también varios libros sobre su vida; creado diversos websites dedicados a ella, y en Corpus Christi un parque lleva su nombre; además, se erigió una estatua de su imagen en el Paseo Marítimo.

En 2005 se realizó el concierto Selena Vive, donde participaron Ana Bárbara, Alejandra Guzmán, Alicia Villarreal, Thalía, Paulina Rubio, Pepe Aguilar, Gloria Estefan, Banda El Recodo, La India y los Kumbia Kings, el grupo de su hermano, A.B. Quintanilla.

Un año después, la intérprete fue recordada en México con Selena, el musical, protagonizado por la cantante mexicana Lidia Avila.

Se destacaron las letras y música de canciones como La carcacha, Tecno cumbia, El chico del apartamento 512, Amor prohibido, No me queda más, Fotos y recuerdos y Como la flor, así como los momentos culminantes de su vida y trayectoria artística.

A decir de sus biógrafos, la intérprete llegó a representar un modelo de mujer latina en Estados Unidos, segura de su físico y de sus éxitos musicales.

En 2009, la boutique creada en Corpus Christi, Texas, por la «Reina del Tex-Mex» cerró sus puertas debido a la recesión económica que afectó a Estados Unidos.

Para 2010 se publicó Selena, la leyenda, una nueva recopilación de sus éxitos, así como el libro Selena: Su vida después de su muerte, una nueva biografía escrita por Cristina Castrellón.

En 2012, su viudo Chris Pérez habló por primera vez de Selana y publicó Para Selena, con amor, un documento rico en anécdotas, desde cómo se enamoraron, hasta su boda en secreto y la relación que tenía con el padre de ella Abraham Quintanilla.

A mediados de 2015 se informó que la familia trabajaba en una gira virtual junto a la compañía Acrovirt LLC, la cual realizaría una representación digital (holograma) de Selena para deleite de todos sus fans.

Meses después AB Quintanilla liberó Oh No (I’ll Never Fall In Love Again), canción grabada durante un ensayo meses antes de su asesinato y a la que le implementó recursos tecnológicos.

En 2016 la artista quedó inmortalizada en el museo Madame Tussauds de Hollywood, que incluyó su figura de cera. Por otra parte, la línea de maquillaje MAC liberó una colección inspirada en ella, la cual se agotó en 24 horas.

El año pasado, Google le rindió tributo con un doodle que estuvo disponible en 18 países y estuvo acompañado del tema Bidi bidi boom boom. El homenaje se complementó con una exposición digital a través de Google Arts & Culture. Asimismo, se develó su estrella póstuma en el Paseo de la Fama de Hollywood.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba