Reitera Mario Delgado que Fidecine no desaparecerá

Carlos Manuel Peláe. Ante directores y representantes de la industria cinematográfica, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Mario Delgado Carrillo, afirmó que el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine) no va a desaparecer, y se pronunció por potenciar sus beneficios.

En una reunión virtual, impulsada por el presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía, Sergio Mayer Bretón, el diputado Mario Delgado indicó que se realizará un parlamento abierto para analizar las propuestas en torno a esta industria. Además, dijo, hay apoyo a los acuerdos del Imcine.

Consideró que queda claro que el Fidecine tiene una grandísima importancia y utilidad. Añadió que “no vamos a actuar de manera irresponsable y seremos sensibles, analizando 44 fideicomisos, pero los que no tengan defensa se van a ir, porque representan otro tipo de intereses y aquellos que permanezcan, tienen que salir fortalecidos”.

Comentó que uno de los instrumentos que se utilizó en el régimen de corrupción que se gestó por muchos años fueron los fideicomisos, porque permitían opacidad en el uso de recursos públicos y se hacían cotos de privilegios.

La iniciativa en torno al Fidecine, dijo, obedece a lo que establece la Ley de Austeridad, pero también a la contingencia sanitaria. “Se han tomado decisiones en materia de salud a partir del número de contagios y muertes, y en la economía se hace lo mismo, pero el país no tiene la capacidad de endeudarse con 10 puntos del PIB, como Estados Unidos, Francia u otros países europeos, porque no hay margen para eso”.

“Hay quien dice que México sí tiene margen para tomar deuda, pero hay que considerar que cuando se pide prestado depende de cuánto ganes, y ahí nuestra restricción es muy clara: nuestros ingresos tributarios son de los más bajos del mundo”, refirió.

Delgado Carrillo se pronunció por mantener comunicación permanente para discutir los retos que vienen después de la pandemia. “Es momento para destacar las industrias creativas y la economía a partir de lo que ocurre hoy”.

Agregó que el gobierno del Presidente de la República está a favor de la cultura, “porque sabemos de la participación de este sector para el cambio democrático de nuestro país”.

Añadió que tuvo un acercamiento con la titular de la Secretaría de Cultura, Alejandra Frausto, quien manifestó su preocupación por el tema y “me puso al tanto de que había algunos acuerdos con Fidecine”.

Compromiso, mantener y fortalecer el Fidecine: Sergio Mayer

El presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía, diputado Sergio Mayer Bretón, comentó que ayer se presentó una iniciativa en la Comisión Permanente y el gremio del cine tiene muchas inquietudes por conocer los alcances, sobre todo lo que tiene que ver con el Fidecine.

Aseguró que esta industria labora por el bien de México, por lo que manifestó su compromiso de trabajar junto con el Ejecutivo y la Secretaría de Cultura federal, para que el Fidecine se mantenga y se fortalezca.

Participación de legisladores

La diputada Lorena Villavicencio Ayala (Morena) estimó que “se tiene una mala percepción de algunas personas de pensar que quienes participan en esta industria están viviendo una condición sencilla. “Valdría la pena también poner sobre la mesa el apoyo a quienes seguramente están siendo afectados hoy por el desempleo, por estar confinados en sus casas y que los podamos incluir en algún tipo de apoyo para que se puedan sostener”.

El diputado Carlos Carreón Mejía (PAN), coordinador de la subcomisión de Cinematografía, dijo que es importante que, antes de presentar la iniciativa, se deben conocer los requisitos y elementos para el análisis de cada uno de los fideicomisos, por lo que pidió retirarla. “Hay sorpresas a menudo que no son satisfactorias, por lo que se debe replantear la iniciativa, pero con el análisis previo”.

Al hacer uso de la palabra, la senadora Martha Lucía Micher Camarena (Morena), señaló que hay fideicomisos “que han sido realmente un desastre, pero no por eso debe pagar la cinematografía y todo lo que ustedes producen”. Se pronunció por mantener la coordinación y comunicación con los realizadores, “se tomarán las decisiones necesarias, pero este fideicomiso debe permanecer y fortalecerse”.

Directores y representantes de la industria del cine

El director Guillermo del Toro manifestó que queda clara la relevancia que tiene el cine mexicano en el ámbito mundial y lo que ha costado repuntarlo con los recursos que hay y que lo hace muy difícil. Es importante que haya claridad sobre qué se va a hacer. Añadió que se le tiene que hablar a la comunidad del cine y que haya transparencia de lo que se está haciendo.

La presidenta de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), Mónica Lozano, señaló que sin los apoyos al cine mexicano “estaríamos en una situación extrema como país, porque el patrimonio es el cine”.

Resaltó que esta industria ha sido detonador de inversión y de empleos directos e indirectos; por ello, dijo, se requiere de una comunicación franca y diálogo con la comunidad para el diseño, fortalecimiento y construcción de los mecanismos de apoyo. Pidió garantizar la diversidad, pluralidad y el derecho de las audiencias consagrado en la Constitución Política.

El director Alfonso Cuarón precisó que estos estímulos han sido fundamentales para el desarrollo de una comunidad que ha creado esta industria. Destacó que la credibilidad que tiene nuestra industria en el extranjero es muy positiva y su impacto es indiscutible.

El director Alejandro González Iñárritu indicó que esta industria ha crecido en todos los aspectos y se ha ganado el apoyo que se le ha dado. Dijo que el cine es un arte y una industria; pidió no debilitarlo, “sino reforzarlo”, que se duplique el apoyo.

Del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), María Novaro, comentó que en 2019 se produjeron 216 películas, “una cifra récord, muy por encima de la época de oro del cine mexicano”. Pidió enriquecer los instrumentos de apoyo a la producción y permitir que crezcan; “tenemos que ampliar la difusión del cine y que sea más visto en México”.

El compositor Carlos Lara indicó que no se puede meter en la misma bolsa a todos los fideicomisos y descalificar. Mencionó que en el marco del COVID-19 hay varios señalamientos de organismos internacionales hacia México en materia de cultura y hay una declaración que hace el Comité de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales donde establece cómo deben ser las medidas que está tomando el Poder Legislativo, y dice que deben ser razonables, proporcionadas y coyunturales.

El director y productor Inti Cordera planteó realizar un parlamento abierto para analizar la iniciativa y convocar a la comunidad a dialogar para discutir y trabajar, “juguemos como equipo, legisladores, el Poder Ejecutivo y comunidad cinematográfica, cultural y artística”.

Fernando de Fuentes, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine), señaló que esta actividad tiene uno de los multiplicadores más altos en la generación de empleos, que hacen sustentables estos fideicomisos; además, de los valores culturales y de identidad que preserva. “Ha costado mucho trabajo llevarlo a donde está, pero puede llegar más lejos”. Indicó que enviará a los legisladores un estudio que se encargó a la UNAM sobre la importancia económica del cine.

A su vez, Patricia Chavero, del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información Teatral Rodolfo Usigli (Citru) indicó que en el sector cultura la cinematografía es la más importante por todo lo que produce y por su visión económica, “en la que aparecen muchos otros sectores detrás de cada producción y es lo que debemos cuidar”.

Daniela Michel, directora del Festival Internacional de Cine de Morelia, aseguró que las películas nacionales, incluyendo las de ficción y documental, han fomentado la transformación de la sociedad mexicana, porque abordan situaciones sociales y familiares, así como los retos de género, sexualidad, adicciones, violencia y migración, entre otros apremiantes. Llamó a que se continúe apoyando la realización de éstas, así como los festivales de cine una vez que concluya la pandemia.

Ángel Flores Torres, productor de cine, señaló que “atrás de cada uno de nosotros” hay muchísimos trabajadores de segundo o tercer grado que dependen de este campo, por lo que la labor es pensar en cómo crecerla y no acotarla. “El arte y cultura somos una parte importante del PIB, debemos expandirnos y generar más empleos e industria, es una que se puede explotar como en los países donde se le ha dado su lugar”, subrayó.

Víctor Ugalde, guionista y director, aseguró que la izquierda mexicana conoce cómo son los fideicomisos de cine porque siempre han acompañado a este sector, por lo que lamentó que se sitúe a la industria y a quienes en ella laboran en la categoría de los privilegiados y que viven en excesos. Celebró “la reconvención del camino” sobre la pretensión de eliminar el Fidecine y cumplir los acuerdos avalados para este sector.

Tábata Vilar Villa, directora general de la Canacine, indicó que, de acuerdo con un estudio de la UNAM realizado con datos del Sistema de Cuentas Nacionales, esta industria creció 8 por ciento en 10 años, mientras que el país sólo 2 por ciento. “Su efecto multiplicador es mayor al de la industria automotriz o la petrolera”. De ahí la importancia de fortalecer el Fidecine para generar empleos y aumentar la derrama y el crecimiento económico. Pidió que se informe ampliamente sobre las propuestas legislativas en la materia “para que a todos nos dé certeza y claridad”.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar