Rojas Díaz-Durán acusa autoritarismo de dirigencia de Morena

México/Notimex. El consejero de Morena, Alejandro Rojas Díaz-Durán, advirtió sobre la importancia de que, desde el inicio, ese instituto político sea abierto, democrático, incluyente, tolerante, plural y progresista; la punta de lanza que consolide la Cuarta Transformación.

El senador suplente de Ricardo Monreal señaló que el partido no debe desviar su rumbo ni traicionar los tres principios fundacionales que nos distinguen: No mentir, no robar y no traicionar al pueblo de México.

Aseguró que Yeidckol Polevnsky y su nomenclatura quieren convertir a Morena en un “PRIMOR” autoritario que puede empezar a recibir el rechazo de la inmensa mayoría que votó por el partido y de quienes desean afiliarse.

Si hoy fueran las elecciones presidenciales, más de 50 millones de mexicanos votarían por Andrés Manuel López Obrador, es decir, 20 millones más que en 2018, pues el apoyo al presidente es de 88 por ciento del electorado, de acuerdo con el nivel de confianza y de esperanza que se tiene en él, expresó.

Dijo que lo anterior se refleja en los millones de mexicanos que se quieren afiliar a Morena pero que no pueden porque está cerrada la afiliación, lo que viola los derechos políticos de millones de mexicanos, la Constitución, y los propios estatutos del partido.

Los integrantes de la mafia del poder son una minoría que fue sepultada por el tsunami popular de Morena en 2018, y lo que exige la base militante del partido y millones de mexicanos es que este movimiento no se burocratice ni adopte los vicios, las mañas y las fórmulas tramposas y fraudulentas para imponer dirigentes y candidatos en los estados.

Durante su gira nacional, Rojas Díaz-Durán compartió el sentir de los protagonistas del cambio verdadero, quienes han mostrado el rechazo a malas prácticas y a la antidemocracia, y acusó a la dirigencia nacional de formar grupos internos que pretenden manipular las Asambleas Distritales y Estatales rumbo al Congreso Nacional.

Dijo que eso solo significa que a Morena se le está “Perredizando”, ya que al no permitir la afiliación libre e individual, los pocos militantes que controlan los órganos internos quieren beneficiarse de la cerrazón y de la antidemocracia.

Detalló que de los 50 millones que hoy confían en la Cuarta Transformación, el rumbo de Morena lo decidirá un porcentaje mínimo, el 0.01 por ciento, que elegirá a los próximos dirigentes nacionales, estatales y municipales, así como a los futuros candidatos a gobernadores, diputados federales y locales, presidentes municipales y regidores en todo el país; lo que pone en riesgo más de cinco mil candidaturas y cargos.

“Eso no es viable, democrático, ni popular, no puede una élite burocrática decidir el futuro del Proyecto de Nación de la Cuarta Transformación”, enfatizó.

Esa es larazó por la que Morena no puede mantener cerrada la afiliación, porque además de ser un pretexto, es inconstitucional y antidemocrático, se va a infiltrar a personajes indeseables.

Ya sabemos quiénes no pueden ser recibidos en Morena, aquellos que apoyaron a la mafia del poder en el pasado, la gente en cada rincón del país sabe quiénes son y no piensan revivirlos, advirtió.

En el marco de la conmemoración de la Batalla de Puebla, en el municipio de Guadalupe en Nuevo León, destacó: “Todos estamos obligados a refrendar los principios en defensa de la patria y de la soberanía nacional, tan importante ahora que deseamos sacudirnos la injerencia de intereses extranjeros que han saqueado las riquezas que pertenecen al pueblo de México. Esa es la misión del Proyecto de Nación y Morena es el instrumento para lograrlo”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar