Rosita Pelayo deja el hospital tras ser operada de la columna vertebral

México, 9 Enero 2019/Notimex. La actriz Rosita Pelayo fue dada de alta del hospital donde el lunes pasado fue sometida a una microcirugía en la zona lumbar de la columna vertebral que le provocaba pérdida de movimiento de sus extremidades inferiores.

“Me falta otra operación, pero de las cervicales, pero eso será una vez que recupere fuerzas de esta intervención, por lo pronto me voy a casa a seguir con mi recuperación”.

En entrevista, la artista agradeció a todos sus amigos y amigas que la visitaron, y a todos aquellos que le hablaron por teléfono para brindarle su apoyo en estos momentos.

“Agradezco a Carmen Salinas, a Patrícia Reyes Spíndola, Guadalupe Sandoval y a todos los que me han demostrado su amor en estos momentos tan difíciles, porque no estoy del todo bien, porque esto va a tardar unos meses más para ver resultados”.

Explicó que los doctores le indicaron que el sistema nervioso una vez intervenido tarda tiempo en recuperarse.

“La terapia de rehabilitación iniciaría justo cuando me operen las cervicales y el doctor dice que en un mes podría entrar de nuevo al quirófano, y seis meses después de ello iniciar la rehabilitación de movimiento. Pero en realidad es una complicación que se vino a degenerar por la artritis que sufro”.

Pelayo indicó que no pierde la esperanza de volver a caminar, toda vez que su mayor deseo es seguir trabajando en los escenarios.

“Incluso, podría ser parte de la conducción de algún programa sin importar que yo esté en una silla de ruedas, aún tengo fuerzas. De hecho, el doctor me dijo que hay un alto porcentaje de recuperación de movilidad, pero se verá después de la segunda operación en las cervicales”.

Visiblemente preocupada, Pelayo admitió que no se encuentra al cien por ciento, “pero si ya me dieron de alta es por algo y voy a casa para tranquilizarme y recuperar energía para la segunda cirugía. No dejaré de sonreír, porque lo que más quiero en la vida es tener trabajo”.

Insistió que se siente cansada por los estragos de la operación. “Es una herida muy pequeña, pero por dentro es enorme y a pesar de que ya estoy dada de alta me siento muy cansada y tengo miedo a todo, pero me tengo que sobreponer y eso es lo que estoy tratando de hacer”, finalizó, al tiempo de recibir auxilio de su representante de prensa Memo Pineda.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar