Se atendieron diferencias con empleados de Limpia Pública

Redacción/Xalapa. Desde temprana hora se atendió las demandas de los trabajadores de la Subdirección de Gestión Integral de Residuos Sólidos y se logró acuerdos, pues con una inversión de 1.7 millones de pesos se compró un lote de llantas que llegará a fin de mes, y en breve se adquirirá insumos para el mantenimiento de los camiones recolectores, informó el presidente municipal Hipólito Rodríguez Herrero.

Durante una conferencia de prensa en compañía de la síndica única Aurora Castillo Reyes, dio a conocer que los empleados adheridos a la Federación Auténtica de Trabajadores de Veracruz (Fatev) se reunieron con los directores de Medio Ambiente y Sustentabilidad, Juan Carlos Olivo Escudero; de Recursos Humanos, Sergio Alberto Aburto Libreros, y de Administración, Uriel Bando Murieta, y se llegó a un primer acuerdo.

Expuso que desde que se tomó la administración del relleno sanitario de Tronconal se busca que los operadores de los camiones recolectores depositen los residuos de la manera correcta, porque antes lo hacían desordenadamente: “Es un proceso que lleva tiempo y los trabajadores se quejan porque no pueden entrar rápido; su reclamo es comprensible, pero no podemos dejar que las cosas se hagan como antes”.

En cuanto al mantenimiento de los vehículos, el Presidente Municipal dijo que durante mayo, por primera vez en mucho tiempo, todas las unidades recolectoras entraron a ruta, lo que genera una demanda mayor de combustible, insumos y refacciones.

“En dos días llegará el primer material y a fin de mes, como resultado de un proceso de licitación, llegarán las llantas. A los trabajadores sindicalizados se les explicó los plazos, y nuestro compromiso es agilizar los procesos administrativos. Aunado a ello, se hará compras de carácter extraordinario en rubros indispensables”, agregó.

CLAUSURA DE NEGOCIOS

Sobre la clausura de dos negocios este fin de semana, Hipólito Rodríguez manifestó que el Gobierno Municipal busca que todos los establecimientos comerciales se apeguen a la ley y normatividad vigentes. En el primer caso, se clausuró un negocio de venta de alcohol que se encontraba a unos pasos de un centro de salud y de una institución educativa.

“En el segundo caso se trató de la tienda Elektra ubicada en Lázaro Cárdenas, que debe tener cierto número de cajones de estacionamiento y no se quiso acatar la disposición, por lo que procedimos a su clausura. Insisto: queremos que todos los negocios se vayan sujetando a lo que marca la norma; la ciudad necesita orden”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar