Se cumplen 8 años de la muerte del escritor Jerome David Salinger

México, 26 de enero/Notimex. Jerome David Salinger, escritor icónico que con una obra breve y poderosa como lo fue El guardián entre el centeno marcó a sucesivas generaciones de lectores, es recordado a ocho años de su muerte, ocurrida el 27 de enero de 2010.

Nació el 01 de enero de 1919, en Manhattan, Nueva York, y los periodistas estadounidenses David Shields y Shane Salerno describieron al autor como el esquivo, el escapista, el oculto. Un escritor icónico del pasado siglo que, con una obra breve y poderosa y una presencia mediática prácticamente invisible, marcó a sucesivas generaciones de lectores.

En Contacto (out of page)

Escritor «de talento infinito», como le definió Ernest Hemingway tras conocerle en París durante la Segunda Guerra Mundial, años antes de que publicara su obra magna, Salinger llevaba lejos de la vida pública prácticamente cinco décadas.

Para sus biógrafos, la primera y única novela de J. D. Salinger, El guardián entre el centeno (1951), contó con un unánime reconocimiento, que a más de medio siglo de su publicación se ha convertido en un auténtico clásico contemporáneo; su protagonista, Holden Caulfield, es a su vez una de las escasas figuras canónicas de la literatura actual.

La historia trata de un adolescente rebelde, precoz e inocente. Cree todavía en algunas verdades, pero sus experiencias contrastan con el exterior duro y sarcástico de la vida neoyorquina, lo que acaba conduciéndolo a la consulta del psiquiatra.

Holden Caulfield relata en primera persona su particular peripecia durante los dos días siguientes a su expulsión del colegio: su periplo por hoteles de mala muerte, sus encuentros con antiguos amigos, acompañado siempre por situaciones que lo ponen en aprietos. Holden, con su perpetua visera roja, da vueltas por las calles de Nueva York, abandonado por el mundo de adultos que lo rodea.

El guardián entre el centeno (o El cazador oculto, como también se ha traducido), ha vendido más de 65 millones de ejemplares y continúa vendiendo más de medio millón al año; es un libro crucial para varias generaciones, sigue siendo un tótem de la adolescencia americana. La escasa obra de Salinger -cuatro libros breves- tiene un peso y una penetración culturales casi sin igual en la literatura moderna.

Empezó su carrera literaria en 1940, con la publicación en diversas revistas de su país de relatos y piezas teatrales, que había escrito durante una estancia en Europa. En 1942 se alistó en el ejército y participó en diversas acciones bélicas, entre ellas el desembarco de Normandía.

Después de su obra cumbre, le siguieron algunos volúmenes de relatos: Fanny y Zooey, 1961; Levantad, carpinteros, la viga del tejado, 1963; Seymour: una introducción, 1963; escritos desde un buscado aislamiento en una granja, donde vivió junto con su esposa y sus hijos.

Hijo de un rabino poco ortodoxo y de Marie Jillien, una cristiana descendiente de escoceses, J. D. Salinger estudió en las escuelas del upper west side de Manhattan. En septiembre de 1934 su padre lo inscribió en la academia militar de Valley Forge, Pennsylvania.

Sin ser un alumno sobresaliente, sus notas fueron bastante satisfactorias, destacando en arte dramático. Poco se sabe del periodo transcurrido desde 1936, año en que se graduó en Valley Forge, hasta 1941. El mismo J. D. Salinger reconoció en la única entrevista que concedió en su vida que a los diecinueve años estuvo en Viena y Polonia.

En 1938 se matriculó en la Universidad de Columbia para asistir a los cursos sobre técnicas del cuento corto que impartía Whit Burnett. Unos meses después, la revista Story, que dirigía el propio Burnett, publicaba el primer cuento suyo, The young folks.

Salinger comenzó a ser conocido en 1948, gracias a algunos cuentos publicados en el prestigioso semanario The New Yorker.

Posteriormente escribió una serie de relatos que reunió en el libro Nueve cuentos (1953), algunos de cuyos textos se consideran antológicos, como Un día perfecto para el pez banana, donde el personaje central se mata por un exceso de felicidad, o Para Esmé, con amor y escualidez.

En ellos, el autor crea atmósferas extrañas, casi irreales y sin embargo enclavadas en la cotidianeidad norteamericana, con sus suicidas y sus personajes atormentados o trágicamente felices.

En 1965, el semanario The New Yorker publicó su última narración, el cuento corto Hapworth 16 (1924), reeditada como volumen independiente en 1996.

En 2000 su hija, Margaret, publicó unas memorias tituladas Dream Catcher (El guardián de los sueños), que permitió a sus incondicionales descubrir algo más de la vida privada de Salinger: allí se retrata a un hombre que vivía en semirreclusión, consagrado a su obra y tiránico con sus familiares.

Jerome David Salinger murió el 27 de enero, a los 91 años de edad, en New Hampshire, Estados Unidos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba