Se flexibilizaría figura de juicio político

Carlos Guzmán/CDMX. La senadora Guadalupe Murguía Gutiérrez propuso una reforma constitucional para modificar el fuero penal y el juicio político, a fin de que el presidente de la República, al igual que los demás servidores públicos señalados en el artículo 11 de la Carta Magna, pueda estar sujeto a un proceso penal y llevarlo en libertad, sin separarse del cargo, hasta que exista una sentencia condenatoria.

El propósito de la iniciativa, indicó en tribuna, es proteger la investidura de la función pública o de los representantes populares, de falsas denuncias, difamaciones o calumnias, sin poder ser privados de la libertad o ser separados del cargo, hasta que exista sentencia firme.

“Lo que estamos proponiendo es desaparecer el juicio de procedencia, es decir, omitir la necesidad de que el Congreso delibere y vote la eliminación del fuero para que una autoridad competente pueda proceder penalmente en contra de los servidores públicos señalados en la Constitución, añadiendo al presidente de la República”, apuntó.

Con este motivo, expuso la necesidad de reformar los artículos 110, 111 y 112 de la Constitución con la finalidad de modificar el fuero penal y el juicio político, toda vez que en las normas vigentes el presidente de la República no es sujeto a juicio político.

Para ello, añadió, se requiere adecuar el artículo 110, a fin de que el titular del Ejecutivo federal sea políticamente responsable por las causales establecidas en el artículo 7 de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos.

En dicho ordenamiento se prevé que serán sujetos a juicio los funcionarios públicos que ataquen a las instituciones democráticas, a la forma de gobierno republicano, representativo, federal; por violaciones a los derechos humanos, usurpación de atribuciones y ataque a la libertad de sufragio.

De igual manera, a quien cometa cualquier infracción a la Constitución o a las leyes federales cuando cause perjuicios a la Federación, a uno o varios estados o motive algún trastorno en el funcionamiento normal de las instituciones, así como por violaciones sistemáticas o graves a los planes, programas y presupuestos de la Administración Pública Federal.

La senadora panista por Querétaro, Guadalupe Murguía, precisó que esta propuesta de reforma no está relacionada con la inmunidad parlamentaria estipulada en el artículo 61 de la Constitución, que establece que son inviolables las opiniones que manifiesten los legisladores en el desempeño de su encargo.

“Este supuesto no forma parte de esta iniciativa”, aclaró en tribuna.

Resaltó que en diciembre de 2018 el Ejecutivo federal presentó una iniciativa que reformaba los artículos 108 y 111 de la Constitución para aumentar las causales por las que el presidente de la República podría ser acusado penalmente, lo que se difundió como la eliminación del fuero.

Sin embargo, sostuvo que en realidad esta propuesta no eliminaba el fuero, sino que sólo aumentaba las causales de procedencia prevista en el artículo 111 constitucional, de traición a la patria y delitos graves del orden común, añadiendo hechos de corrupción, delitos electorales o ilícitos penales.

Al respecto, mencionó que esa iniciativa, aprobada en el Senado en marzo de 2019, no logró los consensos necesarios en la Cámara de Diputados, por lo que se desechó en diciembre pasado. 

La senadora Guadalupe Murguía resaltó que en reiteradas ocasiones el titular del Ejecutivo federal ha manifestado su compromiso con el combate a la corrupción y se ha comprometido a renunciar a condiciones de privilegio y excepción de las que anteriormente gozaba el presidente de la República, por lo que instó a los senadores del partido gobernante a aprobar esta reforma constitucional.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar