Soy el que más iniciativas ha presentado: Batres

México/Notimex. Martí Batres se ve relajado un día después de la conclusión del primer periodo de sesiones del segundo año de labores del Senado y suelta una de las frases preferidas del presidente Andrés Manuel López Obrador: “‘no es por presumir’, pero soy el senador que más iniciativas ha presentado” (unas 50).

Evade hablar de su compañero -y rival- Ricardo Monreal y sostiene que los frutos de la Cámara alta son colectivos y plurales. Hace un corte de caja de lo logrado, pero también advierte y enumera las reformas y leyes pendientes por discutir y aprobar.

En entrevista con Notimex, el primer dirigente del joven partido Morena y expresidente de la Mesa Directiva del Senado habla de la evolución de lo que surgió como el Movimiento de Regeneración Nacional hasta estos días, en que además de ser mayoría enfrenta diversas problemáticas por su crecimiento.

“Ya que me lo preguntas… déjame comentarte que soy el único senador que ha acudido a todas las sesiones del Senado, no tengo una sola falta y el único que ha acudido a todas las votaciones en tablero. Pero, bueno, considero que así debe ser la regla general”.

Sobre las reformas pendientes del Congreso, el dos veces diputado federal y exfuncionario del gobierno capitalino -cuando militaba en el PRD- refiere que aún falta trabajo legislativo para seguir eliminando los privilegios de la clase política.

“Falta una reforma para que el presidente pueda ser juzgado por fraude electoral y corrupción, no se logró concretar entre ambas cámaras; está pendiente también reducir las prerrogativas de los partidos políticos a la mitad, bajarlas al 50 por ciento”.

Además, dice, está pendiente eliminar toda mención a la partida secreta en la Constitución y otros aspectos que tienen qué ver con la lucha contra los privilegios.

– ¿Y las reformas en el Poder Judicial?

– Falta mucho ahí. De hecho no hemos empezado la reforma en el Poder Judicial. Esa reforma se tiene que hacer en consenso con el Poder Judicial pero todavía no están claros los caminos.

Pero Batres aclara que más allá de lo que piensan algunos parlamentarios en el sentido de que la reforma consiste en crear nuevos aparatos, ampliar el número de salas de la Suprema Corte o crear más magistraturas, los cambios deben ser más trascendentales en el Poder que ha constituido una larga cadena de privilegios internos en los últimos años.

El senador capitalino por Morena expresa que la reforma al Poder Judicial tiene qué ver sobre todo con el acceso a la justicia y la erradicación de la impunidad.

“Te doy un dato: de 33 millones de delitos que se cometen al año, solamente tienen sentencia condenatoria el dos por ciento, es más menos del dos por ciento, eso quiere decir que hay una grave falla en la procuración e impartición de justicia”.

Martí Batres Guadarrama recuerda el reciente asesinato de Abril Pérez Sagaón, en el que un juez reclasificó un delito permitiendo la liberación del marido, a quien acusa sólo de violencia familiar cuando a todas luces incurrió en tentativa de feminicidio.

“Entonces ahí no se le puede echar la culpa al Ministerio Público, ahí hay decisiones que toman los jueces y son decisiones que impiden la justicia. Entonces ahí es donde está el gran tema del Poder Judicial”, apunta el otrora líder estudiantil.

El problema con Monreal

Martí Batres evade en forma política y diplomática el tema Ricardo Monreal, su colega que en agosto pasado orquestó su caída de la Presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores en una polémica votación interna de Morena, en la que también participaron senadores del partido Encuentro Social.

“En el Senado se han logrado muchos avances, muchos frutos, se han tenido muchas decisiones que son resultado de un trabajo colectivo fundamental… ahí es donde se encuentra, digamos, la fuente de las buenas decisiones que ha tenido el Senado de la República, y sus resultados finalmente son un esfuerzo colectivo y plural”, sostiene.

Y enumera algunos resultados del trabajo legislativo como el tema de la paridad, impulsado por un grupo de senadoras y apoyado por él, así como el reconocimiento a las comunidades afromexicanas, “una batalla de Susana Harp”.

“Está el tema de la Ley del Maíz, la protección del maíz nativo, toda una batalla de Ana Lilia Rivera. Está el tema de la Ley de Seguridad Vial, muy empujada en el Senado por Patricia Mercado, por cierto en la Cámara de Diputados por Javier Hidalgo”.

Martí subraya también lo conseguido -hasta ahora- con la reforma laboral, impulsada por Napoleón Gómez Urrutia, así como los asuntos relacionados con la salud y el bienestar social donde, apunta, tuvieron un protagonismo senadoras y senadores de los diversos partidos.

“En temas de igualdad de género, en diversos temas, hemos tenido numerosas reformas y vamos a seguir teniendo, pero la fuente de eso, el motor de todos estos resultados, está en el activismo de senadoras y senadores que tienen una gran sensibilidad”.

Sobre las reformas y enmiendas alcanzadas hasta ahora, resalta que se sigue avanzando en la austeridad en los tres poderes con la eliminación de privilegios a la clase política, así como de los poderosos.

“Por ejemplo, en este periodo de sesiones se acordó prohibir la condonación fiscal, la condonación de impuestos, porque en 10 años se condonaron 400 mil millones de pesos sobre todo a grupos económicamente muy poderosos”.

El plan de austeridad en la Cámara alta, que incluyó bajar el salario de los senadores en un 50 por ciento, así como la eliminación de un serie de privilegios, la promulgación de la Ley de Austeridad Republicana y la extinción de dominio para casos de corrupción son, desde el punto de vista de Batres, de los principales logros.

Cuidar a Morena

Sobre los riesgos que enfrenta hoy Morena, pese a ser mayoría en el Congreso y ser el partido que llevó al presidente al poder, Martí advierte que el partido debe cuidarse en apego a los principios de su formación.

Entre los valores rectores de los militantes del partido, refiere, no se busca que llegue quien sea, sino que sus integrantes estén por convicción, porque creen en el proyecto.

“Se busca que no haya grupos, corrientes, tribus, que no haya corporativismo, clientelismo, que la filiación sea individual, ciudadana, consciente, voluntaria; se busca también que haya una lucha congruente contra el neoliberalismo, que tanto daño hizo a nuestro país durante décadas.

“Se busca también que los dirigentes vivan con principios, con ideales, con austeridad en su vida cotidiana, que no busquen la política para hacerse ricos, millonarios, que sobre todo basen su conducta en la honestidad”.

Martí Batres concluyó que ante el crecimiento de Morena es fundamental educar a quienes se siguen sumando, no cerrarse pero tampoco abrirse en forma irresponsable, pero ante todo sostener la visión del ejercicio político que tienen desde la formación del movimiento.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar