Víctor Raúl Gómez, encaminado hacia un gran sueño

Fernando Hernández. Xalapa, Ver., 30 de julio de 2018. Factores en contra, demasiados, pero eso forja a los guerreros. Y Víctor Raúl Gómez Thomas tiene además la intención de pertenecer a un selecto grupo de 12 que portan el jersey tricolor.
 
Xalapeño de nacimiento, apasionado del baloncesto, lo que le llevó a ser parte del semillero de los Halcones de la Universidad Veracruzana, impulsado por ver a sus ídolos en la televisión o en las duelas, así, cerca de él.
 
Su talento le llevó, hace un par de años, a integrarse al innovador proyecto que la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte trazó para el deporte ráfaga del país, una Academia que acogió bien al guardia movedor y que le ha dado frutos.
 
Rodeado por sus padres, Víctor y Chelo, se tomó unas semanas para recobrar energías y volver a la Ciudad de México para seguir concentrado en el Centro Nacional de Alto Rendimiento (CNAR). De hecho, es el único basquetbolista de la entidad que vive esta experiencia.
 
“Es otro mundo, creces con los entrenamientos, como persona y te ayuda mucho lo que te han enseñado”, indicó el point guard.
 
Ya con experiencia internacional, Víctor y el equipo mexicano ganaron el torneo juvenil de Granada, España en 2017, además de un tercer lugar en la Copa Internacional Mediterránea (MIC, por sus siglas en inglés), en donde los representantes nacionales enfrentaron a elementos de mayor edad que ellos y procedentes de fuerzas básicas de clubes profesionales de la Liga Española.
 
“A nivel juvenil se cambia siempre al entrenador, de acuerdo al proceso puede ser diferente, pero donde yo estoy sólo hay uno, que es Enrique Zúñiga, y ha estado siempre.
 
“Quique es un entrenador bastante completo, como persona lo admiro bastante, como jugador me ha enseñado mucho, me ha apoyado y enseñado lo que se debe de hacer (en la cancha)”, apuntó.
 
Víctor Raúl reconoció que le falta camino por recorrer y trabajar mucho para ser el mejor y se dijo dispuesto a hacerlo, conocedor de los sacrificios que implica, ya que quiere cumplir su sueño de llegar y competir en la NBA, siguiendo la huella de Michael Jordan; además de querer ponerse el jersey tricolor de los 12 Guerreros, como otro de sus ídolos, Orlando Méndez.
 
El basquetbolista volverá a concentrarse antes de concluir la primera quincena de agosto, con la noticia de que estarán viajando constantemente a Estados Unidos, debido al nexo que existe con la Academia de la NBA y siempre llevando al estado de Veracruz en el corazón.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba